Reconciliación

Reconciliación

Horario de Confesión :

Lunes-Viernes después de la misa de 8:00 am y  Lunes- Viernes 6:00 pm

Las citas para confesiones son siempre bienvenidas por favor comuníquese con la oficina para una cita al 954-432-2750. 

¿Qué es la Reconciliación?

La Reconciliación (también conocida como confesión) es un sacramento instituido por Jesucristo en Su amor y misericordia para ofrecer el perdón a los pecadores por las ofensas cometidas a Dios. Al mismo tiempo, los pecadores se reconcilian con la Iglesia porque está herida por sus pecados.

Cada vez que pecamos, nos herimos a nosotros mismos, a otras personas y a Dios. En la Reconciliación, reconocemos nuestros pecados ante Dios y Su Iglesia. Expresamos nuestro pesar de una manera especial, recibimos el perdón de Cristo y su Iglesia, reparamos lo que hemos hecho y decidimos comportarnos mejor en el futuro.

El perdón de nuestros pecados incluye cuatro partes que son:

• El Acto de Contrición: Es un arrepentimiento sincero por haber ofendido a Dios y es el acto más importante de parte del penitente. No puede perdón de pecados si no nos arrepentimos y tenemos una firme decisión de no repetir nuestro pecado.

• La Confesión: Confrontar nuestros pecados de manera profunda a Dios hablándole —en voz alta al sacerdote.


• La Penitencia: Una parte importante de nuestra sanación es la “penitencia” que el sacerdote impone para la reparación de nuestros pecados.


• La Absolución: el sacerdote dice las palabras por las cuales “Dios, el Padre de la Misericordia” reconcilia a un pecador con Él mismo a través de los méritos de la Cruz.

Rito de Reconciliación

  1. El sacerdote le da una bendición o lo saluda.
  2. Haga la Señal de la Cruz y diga, “Bendígame Padre, he pecado. Mi última confesión fue [semanas, meses o años].”
  3. Confiese todos sus pecados. (Sí no está seguro o se siente incómodo, pídale al sacerdote que lo ayude).
  4. Diga, “Me arrepiento por estos y todos mis pecados”.
  5. El sacerdote le asigna una penitencia y lo aconseja para ayudarle a ser un mejor católico.

El sacerdote, actuando en la persona de Cristo, lo absuelve de sus pecados.

Acto de Contrición

¡Señor mío, Jesucristo!
Dios y Hombre verdadero,
Creador, Padre y Redentor mío; por ser Vos quien sois, Bondad infinita, 
y porque os amo sobre todas las cosas, 
me pesa de todo corazón de haberos ofendido;
también me pesa porque podéis castigarme con las penas del infierno.
Ayudado de vuestra divina gracia
propongo firmemente nunca más pecar, confesarme y cumplir la penitencia que me fuere impuesta. 

Amén.

sbrcc

8330 Johnson St. Pembroke Pines, FL 33024
Parish Phone (954) 432-2750